Nuevo cuento publicado en Club del Libro, avances y más

“El hombre encerrado: Cuentos de Juan Pretor” (2020)

¡Hola, queridos lectores! Hoy les traigo muy buenas noticias. En primer lugar, la web Club del Libro (https://www.clubdellibro.es) ha publicado nuevamente un cuento mío. Esta vez se trata de “Nace un mago”, un cuento de fantasía oscura que me encantaría que leyeran, no solamente porque me divertí mucho escribiéndolo, sino porque formará parte de la antología que estoy preparando, llamada “Esquirlas de obsidiana rota”.

Sin más, aquí les dejo los enlaces de la web de mis queridos amigos de Club del Libro, quienes han subido mi cuento en dos partes:

Parte 1:

Parte 2:

Además, me gustaría dejarles un avance de la secuela de “El hombre encerrado”, titulada “Las crónicas de Iván”. Espero que les guste.

Todos los presentes, al cruzarse con mi mirada, comenzaron a correr en todas direcciones. 

Un agudo dolor en el costado derecho me recordó que aún tenía una espada atravesada en las costillas. Al removerla vi como la sangre salía a borbotones de la cicatriz expuesta. El dolor fue aún más agudo. Inmediatamente me llevé la mano a la herida para detener la pérdida de sangre.

 Tras unos breves instantes, mi mente volvió a aclararse y recordé el motivo por el cual todo esto había ocurrido. Busqué con mi mirada al tribuno hasta que mis ojos se posaron sobre algo más parecido a un conejo asustado. Para mi deleite, el tribuno se encontraba en el suelo, incapaz de moverse y con el hombro destrozado.

Caminé hacia él hasta que estuve directamente encima. Coloqué mi pierna izquierda sobre su pecho y moví todo mi peso hacia delante. El peto dorado que llevaba puesto pareció hundirse y yo seguí presionando. Los gritos del tribuno eran placer para mis oídos.

Estuve a punto de agarrarlo por el cuello para triturarlo con mis propias manos, pero algo me detuvo. Escuché un llanto. Era la mujer que había decidido ayudar. 

Al instante recordé la verdadera razón de mi presencia en esa concurrida calle de Roma. No había sido para asesinar a nadie sino para defender una joven de unos matones desgraciados. Miré mi cuerpo, mi ropa desgarrada, mis manos inyectadas en sangre y, tras ello, un único pensamiento recorrió mi mente: “¿Qué he hecho?”

No hubo tiempo de responder. Tan solo atiné a ver por el rabillo de mi ojo izquierdo cómo un garrote de madera impactaba contra mi sien. Acto seguido, mi mente quedó en blanco, caí al suelo y ya no recordé nada más.

Por último, quisiera contarles que sigo incursionando en diversas convocatorias, en las cuales tengo puestas muchas esperanzas. Ya les contaré si gano alguna otra convocatoria y también les haré saber cómo viene mi antología, “Esquirlas de obsidiana rota”.

¿Qué les ha parecido el cuento de fantasía? ¿Qué me dicen del avance de la secuela de mi libro? Me encantaría escucharlos en la caja de comentarios.

Además, no olviden que pueden escribirme a nmanfredi24@gmail.com, o a mis redes sociales:

Facebook: @N Publicaciones-Nicolás Manfredi

Twitter: @NPublicaciones

Instagram: @npublicaciones

¡Nos leemos!

Nicolás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close